home > Asociación > Manifiesto DIMAD
_M

Manifiesto DIMAD

Diseño es un principio y no un fin
 
El diseño no es una rama del arte aunque esté íntimamente ligado a la creación. Pero sobre todo,

el diseño no puede ser un fin en sí mismo.

Diseñamos en el entorno y para el entorno.

El diseño debe ser una disciplina de utilidad pública.

Por eso está cargado de futuro.

_digamos algo sobre madrid

Algo está pasando en Madrid. Algo que tiene que ver con su carácter vital y abierto. Con la energía de una ciudad que se mueve rápido, algo caótica, que siempre parece sin terminar pero que está empezando a creer en sí misma.

Una ciudad donde la tendencia general a la mezcla se hace especialmente expresiva.

Una ciudad de contrastes, donde casi todo es posible y donde sin embargo, casi todo está por hacer.

_diseñar en madrid. diseñar en el mundo

Hoy las barreras se difuminan y las distancias se acortan.

No existe un diseño de Madrid. Hay un diseño en Madrid y un diseño hecho desde Madrid.

Pero Madrid, como todas las grandes ciudades es un cruce. Una ciudad puerta y una ciudad puente. Un puente entre Iberoamérica y Europa. Entre Europa y África. Entre el Norte y el Sur. Entre el mundo rico y el pobre.

Ahora es un momento de abrir puertas y ésta es una ciudad abierta.

Aprovechemos la coincidencia.

_diseño, más diseño

El diseño cambia las cosas. Pero aquí lo hemos descubierto más tarde que en otras grandes ciudades y, aunque nos estamos dando prisa, el camino por recorrer es grande.

Las instituciones, las empresas, aún no tienen una idea clara de quién hace diseño, de cómo encargarlo y de cómo aplicarlo para sacar de él todo el beneficio que puede generar.

_diseñadores de madrid

A los diseñadores, que en Madrid somos bastantes, nos toca jugar ahora un papel clave. Las empresas, la propia sociedad, habrá de jugar el suyo. Pero somos nosotros, los profesionales del diseño en todos sus campos, industriales y gráficos, de espacios o eventos, multimedia o digitales, diseñadores textiles y de moda, los diseñadores y los que trabajamos en torno al diseño, quienes debemos dirigirnos a la sociedad para explicar quiénes somos y qué hacemos. Para demostrar que el Diseño, además de un factor cultural de primer orden, es también un vector de progreso económico.

Hacer pedagogía sobre la utilidad del diseño, a través del propio diseño, es ahora nuestro trabajo.

_dibujar un proyecto en el actual mapa autonómico

Hasta hoy, con el actual mapa autonómico español, el diseño en Madrid carecía de interlocutores.

En casi todas las Comunidades Autónomas se han creado, en estos últimos años, asociaciones profesionales de ámbito regional. Madrid es la única Comunidad Autónoma que hasta ahora no tenía un proyecto asociativo en el campo de diseño, lo que en la práctica supone un enorme desperdicio de oportunidades y la infrautilización de cauces y medios existentes, que están sin utilizar.

_diversos pero agrupados

La Asociación Diseñadores de Madrid era un proyecto necesario desde hacía tiempo.

Un proyecto para poner en común las energías de profesionales acostumbrados, generalmente, a trabajar solos.

Profesionales con años de experiencia que se han abierto un espacio y desarrollan su actividad en un territorio difícil y profesionales jóvenes, que están empezando y que luchar por abrirse camino. El trabajo individual debe ahora completarse con este proyecto común.

Sólo uniéndonos será posible dibujar un paisaje más favorable del diseño. De todos los diseños.

_diseñar, pensar, escribir, proyectar…

La Asociación Diseñadores de Madrid parte de un concepto amplio del diseño. El diseño entendido como cultura del proyecto. En esta idea abierta caben todos los que trabajan, se interesan o están vinculados, de una u otra forma con el diseño: diseñadores, enseñantes, arquitectos, redactores, directores de arte, gestores, empresarios, estudiantes, historiadores, críticos…

_diversificar las fuentes de ingresos

La Asociación Diseñadores de Madrid se propone buscar fórmulas de financiación diferentes a las cuotas. Haciendo éstas más livianas se abre la participación a los más jóvenes siempre con menos capacidad económica.

La Asociación deberá convertirse en promotora de actividades que desarrollen nuestros objetivos y que proporcionen, en sí mismas, los ingresos necesarios para el mantenimiento y desarrollo de la Asociación.

_diagnóstico y promoción del diseño y los diseñadores

Entre los primeros objetivos de la Asociación Diseñadores de Madrid está el de apoyar y promover a los diseñadores madrileños y especialmente a sus asociados:

  • Realizando un Mapa que refleje en profundidad el estado del Diseño en Madrid en sus diferentes áreas.
  • Creando un Manual de Uso del Diseño dirigido a empresas, instituciones y a los propios profesionales.
  • Promoviendo Muestras y Exposiciones que difundan el Diseño que se hace en Madrid en general y el de los miembros de la Asociación en particular.
  • Ayudando a crear las condiciones para que a los diseñadores se les reconozca, en la práctica diaria, la propiedad intelectual de su trabajo con todo lo que ello significa.
  • Activando el intercambio entre empresas y diseñadores y difundiendo las mejores prácticas de las empresas que apoyan el diseño o colaboran con DIMAD.

_diseñemos el futuro

Los estudiantes de hoy son los diseñadores de mañana. La Asociación Diseñadores de Madrid desarrollará unos cauces estables de contacto con todas las instituciones madrileñas de enseñanza del diseño, tanto públicas como privadas. los profesionales deben implicarse en la enseñanza de igual manera que los enseñantes deben participar de la actividad profesional.

_difundir  el diseño a través de un centro abierto

Un objetivo esencial es conseguir que la Central de Diseño de Matadero Madrid se consolide como un Centro abierto para empresarios, estudiantes y diseñadores. Convirtiéndose en un difusor de la cultural del Diseño para toda la sociedad madrileña, en un espacio de uso cotidiano para todos los socios de DIMAD.

Y en un referente internacional de primer orden.

_diseño es un principio no un fin

El diseño no es una rama del arte aunque esté íntimamente ligado a la creación. Pero, sobre todo, el diseño no puede ser un fin en sí mismo.

Diseñamos en el entorno y para el entorno.

El diseño, debe ser, una disciplina de utilidad pública. Y por esto está cargado de futuro.

Descarga el manifiesto aquí.

Actividad subvencionada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte